ventajas PARa el recien nacido


El llamado “parto normal” como es concebido en la actualidad es un evento violento que tampoco toma en consideración las necesidades del recién nacido. La recepción de ese nuevo ser está plagada al igual que el parto de gran cantidad de procedimientos a cual más de innecesarios, que se hacen también en un afán de justificar la presencia de un médico en el acto. Yo estoy plenamente convencido de que un recién nacido sano no requiere ningún procedimiento de “reanimación neonatal”. También estoy convencido de que somos como nacemos, y si nacemos en un acto violento y sin respeto, no debería extrañarnos que formemos sociedades violentas y sin respeto.
Un parto humanizado, es un parto suave y respetado en el que se consideran también las necesidades de amor y respeto del recién nacido. El bebé nace en un ambiente cálido y húmedo, muy similar a aquel en el que estuvo por nueve meses. Evitamos que sienta frío y se le consuela cariñosamente. Una vez que se ha dado el nacimiento, no corre ninguna prisa por cortar el cordón umbilical. A través de él, la madre sigue proporcionando oxigenación a su hijo. La transición a respiración pulmonar se va dando de manera lenta y gradual, y el mito de que el bebé debe llorar y gritar al nacer no tiene fundamento. Las luces son tenues y bajas, lo mismo que los ruidos, para no espantarlo y para que sus ojos y oídos se acostumbren también de manera lenta y gradual a los nuevos estímulos que recibe. El bebé escucha a su madre que le prodiga amor, besos y caricias, se huelen y reconocen mutuamente, el pequeño observa a sus padres y siente el calor y la seguridad que le proporciona estar en el pecho de su madre, sintiendo su abrazo y su piel. Una vez que el cordón umbilical ha dejado de latir, y el recién nacido estableció su respiración pulmonar, el cordón puede ser cortado, el vínculo físico con la madre termina, dándole paso a un vínculo emocional más fuerte, el amor entre madre, padre e hijo.


EL ALUMBRAMIENTO
El alumbramiento es la expulsión de la placenta. Cuando el parto se ha llevado a cabo en el agua, es preferible que el alumbramiento sea fuera de ella, ya que no pocas veces, la presión arterial de la mujer disminuye de manera brusca y esto establece ciertos riesgos. El tiempo que la placenta tarda en salir después del parto es variable, pero tampoco corre prisa de que ocurra. Tratar de acelerar su expulsión también tiene sus riesgos. Una vez que se expulsa la placenta, el útero o matriz debe contraerse fuertemente para evitar que la mujer siga sangrando. Una manera natural para que la placenta sea expulsada y el útero se contraiga de manera refleja es el estímulo que el bebé establece al succionar los pezones de la madre, por lo que fomentar la lactancia inmediata es además de tierno y vinculante muy útil para evitar problemas en el post-parto.


ALOJAMIENTO CONJUNTO
Un recién nacido sano solo requiere sentir el amor que su madre le prodigue al nacer. El calor que necesita lo adquiere de su cuerpo durante ese contacto piel con piel que además lo tranquiliza, le da seguridad y confort. Promovemos y facilitamos que el bebé permanezca con su madre desde el momento mismo del nacimiento, evitando al máximo momentos angustiosos de separación. Las valoraciones médicas que pudieran ser requeridas pueden ser realizadas en la misma habitación de la madre

TELÉFONOS

66 50 99 91
66 50 99 72
65 80 59 37

DIRECCIÓN

Hospital María José Roma
Cozumel  No. 62   Colonia Roma  México, D.F.  Delegación Cuauhtémoc C.P. 06700.